La senadora del Distrito Nacional, Faride Raful, aclaró en el día de ayer mediante una comunicación oficial, que no ha usado los fondos para asistencia social, mejor conocido como Barrilito.

Sin embargo, la explicación de la senadora capitaleña no evitó que sus críticos continuaran enrostrándole que no honró su promesa de campaña, de renunciar a esos recursos y a todos los demás privilegios que reciben los senadores y diputados.