Roberto Antonio Castillo, director de Control de Bebidas Alcohólicas del Ministerio de Interior y Policía en el este, denunció que a pesar de que se mantienen clausurando negocios por violar las disposiciones sanitarias ante el Covid-19, muchos de estos son apadrinados por generales del Ejército y la Policía Nacional, “cuyos dueños se creen con poderío y abren otra vez”.

Durante una actividad que contó con la participación de diversas autoridades, entre estas la gobernadora, Castillo, se quejó de que ellos hacen ingentes esfuerzos para que se respeten las medidas, pero siempre termina interviniendo un alto oficial.

Fuente: Informate809