Por primera vez en los últimos 30 días, las noticias alientan. Disminución de las proyecciones negativas del covid y algo de esperanza en la economía. A ver si los políticos tradicionales no le echan “jabón al sancocho”.

Estamos frente a una sociedad dividida y estratificada. Las expectativas de la clase media y media alta y su imaginario de sociedad distan mucho de las mayorías. Solo hay que ver las opiniones de los diarios para darse cuenta de la cantidad de personas que no sabe o conoce el país en que vive y promueve “soluciones” como si el resto no existiera.

En el mismo orden, está el oportunismo populista representado en actores políticos que se constituyen en “voceros” del pueblo o de las bases. Arbitrar este conflicto es la única posibilidad de esta sociedad de salir adelante.

El consenso que reclama el PLD para la JCE es conveniencia, el consenso social para echar el país adelante es una necesidad.