Como ciudadanos tenemos el derecho a saber cómo se utilizan los recursos que provienen de nuestros impuestos. De igual manera, tenemos el deber de participar en la elaboración de los presupuestos que se utilizan para mejorar nuestra calidad de vida (a través de servicios de salud, educación, etc.) y también de velar porque estos recursos sean utilizados de manera correcta y transparente.

El Presupuesto General del Estado es un plan que realiza el gobierno con la finalidad de definir los recursos que va a necesitar, con el objetivo de proveer a la ciudadanía los servicios que necesita.