Azafata le comunica a pasajeros que es su último vuelo como empleada de American Airlines, debido a que forma parte de los miles que serán despedidos a causa de la crisis del COVID-19.

“Como todos ustedes saben, la industria de las aerolíneas se ha visto muy afectada por esta pandemia mundial. Nuestras rutas y vuelos se han reducido significativamente, lo que ha provocado que nuestra empresa tenga un exceso de personal. Para mí y para otro miembro de la tripulación en nuestro vuelo de hoy, esto significa desafortunadamente que es mi último vuelo de trabajo”…

“Gracias desde el fondo de mi corazón por la amabilidad mostrada en el vuelo de hoy … Con tantas cosas sucediendo en el mundo, nunca se sabe cómo las pequeñas acciones pueden afectar a la próxima persona. Por favor, sean amables unos con otros, practiquen la compasión con todos y vivan aceptando a sí mismos y a los demás. Hasta que los vuelva a ver en los cielos amistosos, por favor cuiden de sí mismos y de su salud”, fue parte de su mensaje.