Un asesor especial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) instó a los Gobiernos a no utilizar la cuarentena como principal estrategia para controlar la propagación de la COVID-19, y alertó sobre el aumento de la pobreza como consecuencia de las restricciones.

El especialista, encargado de la OMS para el coronavirus en Europa, explicó que los bloqueos “solo tienen una consecuencia que nunca hay que menospreciar, [y que] es hacer que la gente pobre sea mucho más pobre”.