Agentes de la Policía Nacional apresan un centenar de personas en una localidad de la República Dominicana este fin de semana, tomando en cuenta que hasta gente desnuda es interceptada.

La entidad ha advertido que irrespetar el toque de queda no solo es un acto de desobediencia o violación a las disposiciones de las autoridades sanitarias, sino también un atentado contra la salud propia y la de los demás, pues esa medida se implementa con el fin de evitar los contagios por COVID-19.