Desde el 2019 se estableció que las plataformas tecnológicas deben pagar impuestos en México, y en junio de este año entró en vigencia una última revisión a la versión aprobada del complemento a Servicios de Plataformas Tecnológicas para hacerlas cumplir con la emisión de facturas de ingresos y retenciones por la adquisición de bienes o la prestación de servicios en internet; reforzando aún más el cumplimiento de la ley.

Progresivamente muchos prestadores de servicios han empezado a obedecer la normativa tributaria; no obstante para hacer más presión con el cumplimiento, ahora el Gobierno Federal ha propuesto un veto a Apps extranjeras que no se inscriban en el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y que paguen su Impuesto al Valor Agregado (IVA).