Las nuevas autoridades del hospital de la comunidad Monte Adentro, en el municipio de Licey al Medio, tiraron a la basura miles de medicamentos que estaban vencidos en el depósito de ese centro de salud.

El doctor Reymundo López, director del dispensario, calificó como una vergüenza que las pasadas autoridades permitieran que las medicinas caducaran guardadas mientras personas pobres las necesitan.

Entre los medicamentos lanzados a la basura se encuentran acetaminofén, calcio para embarazadas, galones de jarabe para personas con problemas de asma, antibióticos, medicamentos pediátricos, irbesartán para el tratamiento de la hipertensión arterial, entre otros.

Los fármacos tirados están valorados en cientos de miles de pesos en el mercado.

Reymundo López dijo que notificó a la dependencia regional del Ministerio de Salud Pública para que se encarguen de incinerar los productos caducados y de esa forma evitar que sean utilizados.

Al hospital de Monte Adentro asisten cientos de pacientes diarios por las áreas de emergencia y consulta, quienes buscan servicio médico en el referido centro de salud público son personas de escasos recursos que en su mayoría no pueden comprar los medicamentos que les indican.