El dominicano Joshua Martínez, de 33 años, es prófugo de la justicia tras matar a puñaladas a su novia la semana pasada, pero el sujeto se aventuró a llamar a la línea directa de información de Crime Stoppers del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD).

Martínez llamó para desafiar a los policías para buscarlo y prometió quitarse la vida, pero antes amagó con “llevarse” a algunos oficiales consigo.

La novia del sujeto, Carol Nystrom, fue encontrada muerta en su apartamento de Inwood el jueves pasado.