El zoológico de Miami, que está cerrado al público por la COVID-19, abrió este viernes por primera vez sus puertas para una sola persona, una niña de ocho años que padece cáncer cerebral y durante un tratamiento vio la serie “Zoocademy”, lanzada durante la pandemia para enseñar el mundo de los animales.

Según la cadena local CBS12, la niña llegó en una limusina blanca al inmenso parque del sur de Miami, donde los animales andan sueltos en hábitats construidos a imagen y semejanza de los naturales.