La pandemia del coronavirus ha obligado a todo el mundo a confinarse en sus hogares para evitar más contagios, pero otros han tenido que seguir en las calles trabajando no solo para llevar el sustento a sus hogares, sino también para proveer a los ciudadanos de atención médica y alimentación.

Y precisamente son estos héroes anónimos los que recibieron la grata sorpresa de la llegada de Nicky Jam y Jay Mazini, quienes les regalaron una merecida cantidad de dinero y se tomaron fotografías con ellos en un local de comida rápida en Miami.