Con su decisión, el tribunal, presidido por la magistrada Gisselle Méndez, acogió una solicitud que hizo la defensa del imputado Víctor Díaz Rúa, alegando que el Ministerio público que compareció a la audiencia no estaba compuesto adecuadamente.

Uno de los incidentes que no fue acogido por el tribunal, presidido por la magistrada Gissel Méndez, fue realizado por los abogados de Tommy Galán, quien solicitó la reposición de los plazos para preparar sus medios de defensa.

Además, no fue acogido un recurso de oposición presentado por Víctor Díaz Rúa y Conrrado Pittaluga contra la disposición del tribunal de que sean presentados primero todos los incidentes.