El expresidente Danilo Medina pidió a los dirigen­tes del Partido de la Libe­ración Dominicana revi­sarse por completo, en una defensa que buscó eximir de responsabilidades a la alta dirección de ese parti­do por la reciente derrota electoral.

Medina realizó duras críticas a los dirigentes pe­ledeístas, de quienes dijo iban a pedirle que le nom­bre a hijos, hermanos y pa­rientes en el Gobierno y no se preocuparon por reco­mendarles designar a los dirigentes del partido.

Señaló que dentro del Gobierno había familias completas “recibiendo cheques” y había que ro­garles para que hicieran un trabajo partidario, ol­vidándose de sus vecinos y simpatizantes de esa or­ganización a los cuales les dieron la espalda.