Parte 2:

Parte 3:

El virus del papiloma humano infecta universalmente la piel y las mucosas y en la mayoría de los casos no produce ni signos ni síntomas, pues forma parte de la microbiota que convive con el humano y se integra en la ecología fisiológica normal.

La infección del cuello del útero es más frecuente cuanto mayor sea el número de parejas sexuales. Los virus del papiloma se incorporan al núcleo de las células del cuello del útero, como material genético peculiar, y emplean los recursos celulares para reproducirse. La infección suele ser transitoria, y apenas en el 10% de las mujeres dura más de tres años.