En #PlanMédicoByCachicha, los especialistas tratan un tema muy interesante, el porqué se nos tornan algunas partes del cuerpo de color amarillento. 

Podemos llamar a este tipo de situación ictericia que puede ocurrir si el hígado no puede procesar de manera eficiente los glóbulos rojos a medida que descomponen. 

Aunque la principal señal de este síndrome es la piel amarilla, este síntoma no lo estudia el dermatólogo, sino los especialistas en el aparato digestivo o el hepatólogo, puesto que su origen está en el hígado.

Es normal en recién nacidos sanos y por lo general desaparece por sí sola pero en las personas de mayor edad, puede ser signo de infección o enfermedad hepática.