La Policía apresó el pasado domingo a 1,548 personas por violar el toque de queda, de los cuales 403 fueron obligadas a usar mascarillas y 868 sometidas por alteración del orden público.

Durante los operativos para hacer cumplir con la medida, 830 motocicletas y 137 vehículos fueron retenidos. Asimismo, 63 negocios fueron cerrados por operar sin estar autorizados.

En tal sentido, el ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez, aseguró que se debe seguir mejorando, sobre todo en la concientización de la ciudadanía.