El próximo domingo es el último día del toque de queda decretado por el Poder Ejecutivo para contener los contagios por coronavirus, enfermedad que ha infectado a 108,783 personas en República Dominicana desde marzo pasado.

Sin embargo, el presidente Luis Abinader pidió que se le dé unos días para evaluar si mantiene o hace alguna variación del toque queda, el cual finaliza el domingo 27 de septiembre.

En los últimos días, algunas figuras, incluyendo el ministro de Turismo, David Collado, indicaron que están a favor de flexibilizar el horario del toque de queda.