Salió anoche del Centro de Corrección y Rehabilitación (CCR) Rafey Mujeres, Marlin Martínez, implicada en el asesinato de la adolescente embarazada Emely Peguero, luego de que una jueza ordenara su libertad tras cumplir una condena de más de dos años por el hecho.

Varias personas se apostaron en las afueras del Centro Rafey Mujeres y le vociferaban «asesina».

Marlin Martínez fue sentenciada a cinco años de cárcel, al ser hallada culpable de ayudar a su hijo a encubrir el hecho pagándole a una persona cien mil pesos para que desapareciera el cadáver de la joven.