La tercera fase de los ensayos clínicos de la vacuna contra el coronavirus de la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca ha sido detenida para investigar una “enfermedad potencialmente inexplicable” de uno de los participantes, según informó este martes el portal Stat, citando a la empresa.