Las protestas en contra de la Policía en Bogotá (Colombia) por el caso de dos uniformados que electrocutaron hasta la muerte a Javier Ordóñez, terminaron con la quema de estaciones de Policía, enfrentamientos entre manifestantes y agentes, y la muerte de 7 personas.

En la Red denuncian que los uniformados mataron a varias personas usando armas de fuego.