La conformación de la Junta Central Electoral (JCE) y los reclamos para que sus miembros sean independientes mantiene encendido el escenario político con la oposición rotunda del presidente Luis Abinader, de que ni militantes ni quienes hayan militado recientemente en los partidos formen parte del organismo.

La posición del mandatario va en consonancia con la del Partido Revolucionario Moderno (PRM), que este miércoles llamó a sus senadores a impulsar personas sin vínculos políticos.