Las prisas de última hora llevaron a un hombre a meter por equivocación a su hijo de tres años en una máquina de control del equipaje.

Sucedió en la estación de un tren de alta velocidad de Guigang, una ciudad localizada en la región de Guangxi (China).

Como se puede ver en el vídeo, el hombre logró retirar a su hijo a tiempo, antes de que la cinta le transportara al interior del escáner.