El presidente de la República, Luis Abinader, se refirió a los reclamos sobre designaciones gubernamentales de algunos compañeros del Partido Revolucionario Moderno (PRM) indicando que el Estado no es un botín político.

Estas declaraciones del mandatario se realizaron bajo un ambiente de creciente inconformidad en algunos miembros del PRM según reportes, debido a falta de nombramientos políticos dentro de las filas del partido en la nueva administración.