Los funcionarios de primera línea del presidente Luis Abinader, incluido el gobernante de la República, reportaron sus bienes ante la Cámara de Cuentas de la República Dominicana, cumpliendo con la exigencia del jefe de Estado y la Ley 311-14 que los obliga a que transparenten su patrimonio a los 30 días siguientes a la toma de posesión de sus cargos.

Los ministros que acompañan al presidente de la República en su gestión de gobierno tienen un patrimonio de miles de millones de pesos, donde sólo el jefe de Estado tiene un patrimonio superior a los 4 mil millones de pesos.