La jueza Carminia Caminero, de la Segunda Sala Penal de San Francisco de Macorís, dejó hoy en libertad a Marlín Martínez, tras conocer el recurso de hábeas corpus interpuesto por la imputada.

Martínez fue condenada a cinco años, en la cárcel de Rafey Mujeres en Santiago, cuya sentencia fue reducida por apelación a dos años, luego de que el tribunal variara la calificación jurídica de sustracción de menor y ocultamiento de cadáver, a solo ocultamiento de cadáver, decisión recurrida en casación por el Ministerio Público.