Varios países árabes anunciaron este miércoles el envío de suministros médicos y ayuda al Líbano, después de la gran explosión que sacudió ayer la capital Beirut y que devastó barrios enteros, dejando más de 100 muertos y 4,000 heridos.

Desde Dubái está previsto que salga hoy un avión con 40 toneladas de suministros y equipos médicos, desde un centro logístico de agencias de la ONU y organizaciones humanitarias internacionales ubicado en este emirato y que ofrece servicio a toda la región.

Asimismo, Jordania enviará un hospital de campo militar a Beirut, después de declarar tres días de luto oficial por las víctimas de la devastadora explosión que ha destruido barrios enteros de la capital libanesa.