Unos 500 metros cuadrados de suelo colapsaron en un centro comercial en la provincia de Sichuan, afectada en las últimas semanas por lluvias torrenciales.

Un total de 21 automóviles aparcados fueron tragados por un enorme sumidero cuando el pavimento de una calle, en la provincia de Sichuan (China), cedió repentinamente este miércoles por la madrugada, informa CCTV News.

Alrededor de 500 metros cuadrados de una plaza de aparcamiento adyacente a un centro comercial colapsaron en la ciudad de Yibín.

Un video difundido por medios locales muestra el momento en que cede el suelo y los vehículos estacionados junto al edificio desaparecen en cuestión de segundos. Imágenes aéreas grabadas a la mañana siguiente dejan en evidencia la magnitud del desastre, con el agujero lleno de agua.