El experto en tiburones Chris Fallows captó el salto impresionante de un enorme tiburón blanco más de cuatro metros y medio de altura con una presa entre sus dientes. El inusual episodio tuvo lugar en las aguas costeras de una isla sudafricana donde se captó a un tiburón gigante realizando un salto de 4,5 metros sobre la superficie del mar junto a su presa.