La poca actividad en los tribunales a consecuencia del estado de emergencia por el coronavirus ha golpeado drásticamente a los abogados, puesto que han visto disminuir en más de un 80% sus actividades productivas y a consecuencia de esto, también sus ingresos económicos. A esto se suma que los profesionales del derecho no han sido incluidos en los programas de ayudas (Fase) que el Gobierno ha estado concediendo a diferentes sectores de la vida productiva. Pero además de que hay decenas de abogados positivos al coronavirus, aseguró Miguel Surún Hernández, presidente del Colegio de Abogados de la República Dominicana (CARD). Pero además, el gremio se ha visto incapacitado de ofrecer suficientes asistencias, debido a que embargaron más de 22 millones de pesos guardados en sus cuentas bancarias a consecuencia de los conflictos por las elecciones en ese conglomerado.