Rusia ha registrado este 11 de agosto la primera vacuna contra el coronavirus del mundo, que ha recibido el nombre de ‘Sputnik V’, en honor al primer satélite soviético. En las imágenes filmadas desde el laboratorio, se puede apreciar el proceso de su elaboración. La vacuna se ha creado de forma artificial, sin ningún elemento del coronavirus en su composición. Se presenta en forma liofilizada, como un polvo que se mezcla con un excipiente para disolverlo y luego administrarlo por vía intravenosa.