El presidente Luis Abinader eliminó este jueves, mediante el decreto 368-20, el Despacho de la Primera Dama.

La disposición presidencial también transfiere el Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID) al Ministerio de Salud Pública, quedando sus funciones, atribuciones y dirección a cargo de un consejo integrado por representantes del Gobierno y de la sociedad civil, designados por el Presidente de la República y quienes ejercerán su función de manera honorífica.

En ese mismo orden, el presidente Luis Abi­nader canceló ayer a 20 embajadores que fungían como representantes en distintas partes del mun­do, en una nueva movida para afianzar lo que sería su política exterior.