Escenas desgarradoras se viven este martes en la residencia donde vivía la niña Liz María Sánchez, de 9 años, quien fue ultimada por un vecino el pasado domingo, en el Ensanche Isabelita, Santo Domingo Este.

Mientras que la madre de la menor luce inconsolable pidiendo que maten a Starlin Francisco, quien confesó que mató a la niña.