En República Dominicana somos un país creyente de mitos y tabúes, por ende muchas jóvenes salen embarazadas a destiempo porque no saben como prevenir un embarazo, y el joven tampoco sabe de ningún método que pueda evitar este problema. En pleno siglo XXI estemos en escasez de educación sexual, la cual debe de implantarse en todas las escuelas del país y ya deben recibirlas los adolescentes desde los 12 años de edad.