Tras su devastador paso por Haití y la República Dominicana, países en los que ha arrasado comunidades enteras y ha provocado 12 víctimas mortales, la tormenta tropical Laura ha alcanzado a Cuba, donde el servicio de Defensa Civil ya ha activado la fase de alarma en varias provincias.

Con una velocidad ligeramente superior a los 30 kilómetros por hora y una intensidad creciente, Laura mantuvo durante las últimas horas un rumbo próximo al oeste-noroeste, hasta alcanzar de lleno el territorio cubano.