El presidente electo de la República Dominicana Luis Abinader, está tomando decisiones esperanzadoras en la selección de su gabinete de gobierno y la eliminación de ministerios y entidades públicas ineficientes, antes de tomar posesión oficial como presidente del país.

La promesa de campaña más importante que garantizó Abinader es la de elegir un procurador general independiente que ejerza sus funciones de fiscalizador y garante de la justicia dominicana sin ataduras, preferencias u omisiones. Pero, Mckinney en Enfoque Matinal, resalta la voluntad política a la hora de ejercer el rol de un procurador.