LA ASOCIACIÓN DOMINICANA DE INGENIERÍA SANITARIA Y AMBIENTAL, INC., (ADIS) creada mediante decreto del Poder Ejecutivo, No. 2971 de fecha 22 de marzo 1977, filial de la Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental, (AIDIS) y como tal asesora de la Oficina Panamericana de la Salud (OPS), rechaza enérgicamente la modificación del artículo No.7 de la Ley No. 5994, de fecha 01 de diciembre 1962, que crea al Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA), la cual fue conocida de manera apresurada en la Cámara de Diputados, en dos lecturas, el reciente 28 de agosto en curso.

Consideramos innecesaria, inoportuna y acomodadiza, la modificación sometida, pues irrumpe con la institucionalidad del sector Agua Potable y Saneamiento y atenta contra el desarrollo y desempeño profesional de los especialistas de esta rama de la Ingeniería, puesto que de manera muy clara este artículo especifica el perfil técnico requerido del profesional a ejercer las funciones de la dirección del INAPA:

“Ser ingeniero civil con grado de especialización en Ingeniería Sanitaria”, cuya función principal a desempeñar es la de dirigir la Institución y gestión de los servicios de aguas potables y alcantarillados sanitarios que corresponden.

En el entendido que la nueva gestión gubernamental fundamenta sus programas en el fortalecimiento y desarrollo institucional de los sectores públicos y privados, nuestra Asociación y la sociedad civil han quedado sorprendidos, ante una acción que contraviene las disposiciones de una Ley, para regular la gestión de una Institución como el INAPA, cuya operatividad es altamente técnica y que en su trayectoria de servicio de 58 años, ha manejado con efectividad y rentabilidad proyectos de alianzas público-privadas, con las debidas asesorías y formación de Unidades Especiales para la supervisión y fiscalización del manejo de los mismos.

Ante las declaraciones del 29 de agosto corriente, por parte del Gobierno, sustentamos este comunicado en los siguientes planteamientos:

1. Nos oponemos rotundamente a la modificación de la Ley No. 5994, de fecha 01 de diciembre 1962, de creación del INAPA, en todas sus partes, por lo expuesto anteriormente y como entidad nacional que agrupa a los profesionales y técnicos ligados a la Ingeniería Sanitaria y Ambiental, solicitamos respetuosamente al Superior Gobierno y al Honorable Congreso Nacional, desestimar este desacierto de la Cámara de Diputados.

2. Solicitamos la aprobación de la Ley de Agua Potable y Saneamiento, APS, sometida en el año 1996, propuesta por los entes operadores y consensuada con el Ministerio de Salud Pública, la Mesa del Agua y otros ministerios y entidades como Pro Consumidor, con cuya aprobación quedaría satisfactoriamente subsanado y resuelto el tema de gestión, ordenamiento, rectoría, regulación, operación y sostenibilidad de los sistemas APS.

3. Hacemos un llamado a la sociedad civil, medios de comunicación, centros de estudios superiores, Academia de Ciencias de la RD y a la ciudadanía en general, a rechazar este atropello a la institucionalidad democrática del país, para que no se replique este caso en otras instituciones del sector, poniendo en peligro al Sector Agua Potable y Saneamiento y a toda la ciudadanía, ante el riesgo de anteponer los intereses partidaristas por encima de una gestión eficiente y eficaz de nuestros sistemas de Agua Potable y Alcantarillados Sanitarios para la preservación de la salud de la población dominicana , sobre todo en medio de la presente pandemia provocada por el COVID-19.

4. Como Asociación Dominicana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental, Inc., nos reiteramos en la disposición de colaborar con las revisiones y actualizaciones que sean necesarias, para que el Sector APS, cuente después de más de 24 años de esfuerzos, con una Ley que regule de manera efectiva los servicios de Agua Potable y Saneamiento en el país.