Juan Lamur habla y asegura por su propia palabra que el presidente actual, Danilo Medina, tiene temor a ser confrontado en el discurso el 16 de agosto en el traslado de poder gubernamental.

Lamur dice que es una excusa que no tiene acidero, el debió asistir sin importar la situación emocional, se entiende que se hubiera creado un ambiente muy tenso en dicho lugar, pero para eso se mantiene un estado emocional rigido y recto.