Todos los trabajadores suspendidos y sus dependientes directos y adicionales continuarán durante el mes de agosto con la cobertura del Seguro Familiar de Salud (SFS) del Régimen Contributivo, informó este lunes el Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS).

Desde el 1 al 31 de agosto “dichos trabajadores tienen derecho a continuar solicitando servicios de salud si así lo requieren”, de acuerdo con una resolución del CNSS.