La caída de ingresos al país por concepto de la actividad turística, el fuerte impacto del Covid-19 en las recaudaciones fiscales y en el aparato productivo nacional, han creado un evidente panorama económico particularmente difícil.

Eso se traduce en que prácticamente la mitad de los ingresos del país en este año se tendrán que cubrir con endeudamiento, un escenario inaudito.