Un hombre de 33 años se convirtió en la primera persona documentada en el mundo en volver a contagiarse de Covid-19.

El paciente de Hong Kong había sido dado de alta en abril tras contraer el virus y ahora a principios de agosto se reportó que volvió a dar positivo tras regresar de un viaje a España.

Según las autoridades sanitarias, se creía que este caso podía ser un “portador persistente”, es decir, que siempre mantuvo el virus en su organismo, pero según las investigaciones de la Universidad de Hong Kong, la cepa que contrajo es “claramente distinta”.

El diario médico Clinical Infectious Diseases (Enfermedades Infecciosas Clínicas, en inglés), el cual es publicado por la Universidad de Oxford, aceptó el estudio de este caso.

En China existían registros de personas que tras ser dadas de alta por Covid-19 habían vuelto a testear positivo, pero no se tenía claro si lo habían contraído al estar ya completamente recuperadas —como el caso de Hong Kong—  o si aún mantenían rastros del virus en el cuerpo.

Es por esto que los expertos recomendaron que los pacientes recuperados sigan usando mascarillas y manteniendo la distancia social.