El director general de Con­trataciones Públicas asegu­ró que desde su punto de vista el caso del asfalto que por más de 11,500 millones de pesos que contrató el Mi­nisterio de Obras Públicas el pasado año, debe ir al Mi­nisterio Público.

Carlos Pimentel dijo que ha estado en conversacio­nes con la directora general de Ética e Integridad Guber­namental, Milagros Ortiz Bosch, para determinar si, además de la Procuraduría General de la República, el expediente debería ser en­viado a la Cámara de Cuen­tas.