Los científicos se inspiraron en una escena de la película ‘La Guerra de las Galaxias’ para desarrollarla. Investigadores de Singapur crearon una piel artificial que tiene la capacidad de sentir.

Los científicos esperan que esta innovación devuelva a las personas con extremidades artificiales la posibilidad de reconocer objetos, y volver a sentir texturas, temperatura y hasta dolor, informa Reuters.

La piel electrónica codificada asincrónica (ACES, por sus siglas en inglés) puede reconocer de 20 a 30 texturas diferentes. Gracias a los 100 sensores que tiene por centímetro cuadrado la piel artificial puede responder a los estímulos más rápido que el sistema nervioso humano.