La iniciativa a favor del menor, que fue sorprendido por los cuatro policías en las inmediaciones de la playa Los Negros, en Azua con el saco de cangrejo, se da a conocer acompañada de un video en Instagram en la que el niño explica que a pesar de sus limitaciones económicas en la casa donde vive con su padre y su abuela todo lo que llega se comparte.

Los cuatro policías que lo pararon le hicieron un aporte económico esa noche y lo llevaron a su vivienda.