En Asignatura Política, comunicadores hablan sobre la acción del agente policial vestido de sacerdote en Cotuí, quien ingresó al interior de la vivienda donde se había recluido el ahora occiso, con el niño que tenía de rehén.

Fue en esas circunstancias que el miembro de la uniformada se vistió de cura para penetrar a la vivienda, matando a Reyes de un disparo en la cabeza una vez logró penetrar.

Trascendió que José Antonio Reyes Uyola era perseguido para ser investigado por un homicidio.