Una mujer de Ecuador decidió investigar un supuesto acto de infidelidad por parte de la novia de su hijo y con el uso de su teléfono celular pudo grabar lo que sus sospechas e intuición demandaba.

Para ello, la suegra siguió a su nuera a un motel e ingresó a la habitación donde estaba en la cama, con ropa, con un hombre que no era su hijo.