Estados Unidos le dio a China 72 horas para cerrar su consulado en Houston en medio de acusaciones de espionaje, en un dramático deterioro de las relaciones entre las dos mayores economías del mundo.   El Departamento de Estado dijo el pasado miércoles que la misión china en Houston estaba siendo cerrada “con el fin de proteger la propiedad intelectual estadounidense y la información privada de los estadounidenses”.   Washington “demandó abruptamente” el cierre del consulado en Houston este martes, según el Ministerio de Relaciones Exteriores chino, que agregó que era “una escalada sin precedentes”. La cartera amenazó con tomar represalias, pero no especificó qué medidas tomará.