En el este de China, muestra el espeluznante momento en que un niño de dos años cae desde el quinto piso de un bloque de apartamentos y es atrapado milagrosamente por un vecino, llamado Li Dehai. Al principio de la grabación, se ve al menor colgando de un aparato de aire acondicionado, pero en un momento se suelta y se precipita. Según medios locales, el niño fue trasladado a un hospital local, pero afortunadamente solo sufrió heridas leves.