Por instrucción del Ministro de Defensa se dispuso el patrullaje en sectores, barrios de la capital y en el interior del país, con el objetivo de cerrar los comercios no autorizados, mantener el distanciamiento físico, el uso de mascarillas, entre otras medidas.

Durante el operativo fueron detenidas varias personas por el uso masivo de hookah y por aglomeración de personas tomando bebidas alcohólicas.