Un minuto de terror y desesperación vivió ayer por la tarde una mujer de la zona de Almirante Brown luego de que dos delincuentes armados le robaran el auto con su hijo adentro y a pesar de que, a los gritos, les suplicara que liberara al menor. Dos cuadras después, los ladrones arrojaron al chico a la calle y se dieron a la fuga.

La víctima, llamada Claudia, subió a su hijo de seis años en el asiento trasero del auto y mientras cerraba el portón, aparecieron en escena los dos delincuentes.